Sánchez insiste en intervenir en el mercado eléctrico «cuando esté claro que hay problemas»

Economía

“No puedo entender por qué en Europa estamos dispuestos a intervenir en el sistema financiero si algo no funciona, pero no podemos intervenir en el mercado energético cuando está claro que hay problemas». Así ha sido la denuncia del presidente español, Pedro Sánchez, durante su participación en un coloquio en el Foro Económico Mundial de Davos.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ha señalado que «está claro que hay posibles mejoras en el sistema de precios, pero no se puede cambiar de un día para otro y hay que hacerlo con mucho cuidado para no causar daños graves». Timmermans entiende que «España tiene una buena proporción de renovables y paga la electricidad limpia a precio de gas, tenemos una agencia que se ocupa de eso y la Comisión está poniendo propuestas sobre la mesa, pero es importante no destruir los mercados». por el camino «.

Sus argumentos, sin embargo, no han convencido a Sánchez, que ha insistido en que «no es tanto una cuestión de financiación como de voluntad política» y ha subrayado que «eso hay que hablarlo ahora, porque no tiene sentido pagar estos precios que acaban llegando a industrias y familias.Tenemos que ser más ambiciosos a nivel europeo, está claro que siempre es difícil cambiar el statu quo, pero estamos en un momento definitorio y corremos el riesgo de utilizar la pandemia , la guerra de Ucrania, como excusas para no modernizar un mercado sujeto a la especulación financiera.

Sánchez también se ha jactado del alcance de las renovables en el mix español y ha señalado que el sur de Europa, y muy especialmente España, tiene las capacidades necesarias para dar respuesta a la escasez de suministro de gas de Rusia, que amenaza con paralizar economías como la alemana. “Tenemos la capacidad, lo que falta son las interconexiones y en ese sentido la UE debe pensar cómo establecerlas”, dijo, recordando que “España representa el 37% de la capacidad total de regasificación de la Unión Europea”, y que “junto con Portugal alberga cerca de la mitad del almacenamiento de gas natural licuado de la UE”, lo que sugiere que esta vez puede ser el sur de Europa el que rescate a los países ricos en la crisis energética desencadenada por la invasión rusa de Ucrania.

“Esta guerra también nos ha dado una lección muy importante, y es que las energías renovables, el hidrógeno, la eficiencia energética, no solo son un gran aliado de los países y economías para enfrentar los esfuerzos del cambio climático, sino, en este complejo e incierto geopolítico escenario también nos proporcionará los medios para aumentar nuestra resiliencia y autonomía”, agregó.

Añadir un comentario