la seguridad y el precio son priorizados por la guerra y la inflación

Economía

Las ganas de viajar animan un ‘boom’ turístico para este verano, tras dos años de pandemia en los que los viajes han quedado en un segundo plano por la propagación del virus. Pero, además del Covid-19, los turistas ya buscan protegerse cuando viajan de nuevas amenazas como la guerra y la inflación. Así, a la hora de elegir un destino, el turista nacional prioriza por encima de todo el precio, pero también la seguridad en el destino, tanto por el propio Covid-19 como por la invasión rusa en Ucrania. Algo que también ocurre a nivel mundial: justo antes del conflicto, los nuevos billetes emitidos para viajes intraeuropeos habían alcanzado casi el 80 % de sus niveles de 2019, pero en las dos semanas posteriores al inicio del brote cayeron al 65 % y al 70 %, asegura un informe elaborado por Rebold.

Más allá de los efectos que pueda tener la guerra de cara al verano, los españoles se quedarán en masa en España y la playa será un año más el principal atractivo, según apunta esta misma plataforma. Andalucía (20%), Canarias (11,61%) y Comunidad Valenciana (10,89%) son los favoritos de los viajeros españoles, mientras que en el turismo de interior lugares como Madrid (4,21%), Castilla y León (3,67%) y Aragón (2,41%).

Según la encuesta Global Web Index 2021, España es el séptimo país con mayor porcentaje de personas que eligen un destino nacional para sus vacaciones, en concreto un 29%. Este ranking lo lidera Grecia con un 35%. En cuanto a viajes internacionales, España ocupa el puesto 14 con un 16% de viajeros que tienen previsto salir del país durante el periodo vacacional. Miles de turistas nacionales apostarán por volver al extranjero y entre los destinos favoritos se encuentran Italia, Francia, EEUU, Portugal y Reino Unido.

menos noches

Otro efecto de la inflación
, como ya adelantó este periódico
, será el recorte de las pernoctaciones de los viajeros. En el caso de los turistas españoles esto será destacable: aunque la duración de los viajes tanto nacionales como internacionales se concentra en siete días, un elevado número de viajeros optará por escapadas de 4 días o puentes.

“Y no solo eso, el coste de estas vacaciones suele ser moderado e incluso el viajero español gasta menos que el resto de países” aclaran desde Rebold. El perfil del viajero interno se identifica con personas entre 35 y 54 años de edad, de nivel socioeconómico medio-alto y que pertenecen a familias con niños. El viajero internacional suele tener entre 25-54 años y un nivel socioeconómico alto, especifican desde la plataforma.

Añadir un comentario